Menú principal

miércoles, 23 de julio de 2014

Receta: ensalada de pimiento


Hoy toca una receta ligera y muy agradable para el verano: una ensalada de pimiento rojo.

Lleva 3 ingredientes, y es muy rápido de preparar. ¿Listos?

Ingredientes

  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla blanca pequeña
  • 1 huevo
  • opcional: aceitunas negras (4 o 5)

Manos a la masa

Lo primero de todo, es cocer el huevo. En un cazo con un poco de agua, lo ponemos cuando rompa a hervir, y lo dejamos cocer unos 12 a 15 minutos. Cuando esté listo, lo sacaremos del cazo y lo enfriaremos bajo el chorro del grifo, con agua fría. Cuando esté frío, podemos quitarle la cáscara y partirlo en pedacitos.

Lavamos, secamos y cortamos el pimiento. Le quitamos todas las pepinas y lo cortamos a tiras. También la cebolla, que pelaremos y cortaremos a tiras finas. 

En una sartén, calentamos una pizca de aceite y damos unas vueltas al pimiento y a la cebolla. Se trata de hacerlos un poco, vuelta y vuelta, pero no que queden fritos. Deberían estar todavía un punto crujientes. 

Ahora podemos mezclar el pimiento, la cebolla y el huevo. Si os gusta, podéis añadirle alguna aceituna negra, troceada. Le va bien de sabor. Ahora, sólo queda aliñar al gusto y ¡disfrutar!



lunes, 21 de julio de 2014

Buscando inspiración: paper cutting con Rob Ryan

Hoy traigo inspiración en papel, de esas que te dejan con la boca abierta. Se trata del trabajo del artista londinense Rob Ryan. 

Trabaja el arte del cut-out, recortar el papel, con formas hiper-detalladas, minúsculas y perfectas. Ha creado una serie de cartas de amor usando esta técnica, donde incorpora las palabras a los diseños.

Está recopilando estos diseños en un libro titulado "Paper cutting: contemporary artist, timeless craft". Encuéntralo en Amazon.

Si quieres ver más obras suyas, puedes ir a su web.






viernes, 18 de julio de 2014

Lámpara decorada con un toque hippie

Hoy os muestro un proyecto de decoración, de la mano de Crealoo y su kit DE:LIGHT.

Decorar una lámpara con aires hippies


Materiales:

  • Cuentas de madera de diferentes tamaños (con un agujero de 7mm)
  • Pintura Chalkpaint
  • Montura de lámpara
  • Destornillador
  • Una bombilla
  • Y en mi caso, un electricista apañao ;)

¡Me declaro fan absoluta de la pintura de pizarra o chalkpaint! como habéis podido ver por el blog, ya la he usado en varios proyectos y es que se da con mucha facilidad, no requiere tratamiento previo y se usa en muchos materiales. En este caso, he usado un botecito de la marca Auténtico.

Preparación

Limpio las cuentas con un trapo húmedo. Dejo secar.
Quiero usar un diseño distinto para cada cuenta, así que usaré cinta, washi tape o recortes de papel para dar las formas que quiero a mis diseños. Es usar la técnica del stencil. En el lado que tape con la cinta o washitape, no colorearé.


Comienzo a aplicar la pintura, y dejo secar antes de dar una segunda capa, ambas muy finas. Se seca en menos de una hora, con este calor.


En este caso, no he protegido la pintura, ya que el uso que va a tener va a ser mínimo. Pero para otros casos, donde se toque más a menudo, recomiendo usar cera para proteger la pintura del desgaste.

Ahora hay que colocar las bolas en la montura de la lámpara. Con el destornillador, quitamos el conector y la tulipa y colocamos una a una las bolas, ocupando todo el cable. Volvemos a atornillar tulipa y conector.


Sólo queda colocarlo en el techo. Aquí yo recurrí al manitas de casa, que me hizo el favorazo de colocar la lámpara.

Y dicho y hecho:

miércoles, 16 de julio de 2014

Receta: tortilla de calabacín

¿Habéis probado alguna vez la tortilla de calabacín? Yo recuerdo la primera vez que mi madre la hizo, y no avisó. Hizo tortilla para comer, y me senté en la mesa, esperando encontrarme patata, como siempre. Al probarla, noté un sabor diferente pero sorprendentemente, no tan diferente como me podía imaginar. 


Desde entonces, esta tortilla ha escalado puestos en mi lista de recetas que me gustan y hoy os muestro cómo prepararla...

Ingredientes (para 2 personas)

  • 4 huevos
  • 1 calabacín (o dos si son pequeños)
  • 1 cebolla pequeña
  • pizca de sal
  • aceite

Manos a la masa

Primero, pelamos y partimos el calabacín en rodajas finas, y la cebolla. En una sartén sofreimos la cebolla unos 5 minutitos, a fuego medio. Luego añadimos el calabacín y dejamos que se haga, poco a poco, hasta que quede blandito. Lo sacamos de la sartén, escurriendo el aceite todo lo posible. 

En un bol, batimos los huevos (calcula 2 por persona al menos) y añadimos una pizca de sal; una vez batidos, añadimos el "relleno" del calabacín y la cebolla. 

En una sartén, ponemos una pizca de aceite. Cuando esté caliente, añadimos la mezcla (de huevo y calabacín). Dejamos que se haga la parte de abajo, y cuando empiece a cuajar la de arriba (pero sin que llegue a cuajar del todo), damos la vuelta a la tortilla (con un plato o un vuelcatortillas). Dejamos que se haga por el otro lado. ¡Listo! ya podemos comernos la tortilla :)


¡Que aproveche!

lunes, 14 de julio de 2014

Probando los rotuladores Copic Ciao


¿Conocéis esta marca de rotuladores?

Son originarios de Japón y son especiales para ilustración y diseño. Se usan mucho en el mundo del comic y de la arquitectura. Hasta hace poco, si querías hacerte con unos, tenías que comprarlos fuera de España o en algunas tiendas muy especializadas en Artes Gráficas.

Ahora se están empezando a usar mucho entre los aficionados al scrapbooking con lo que están empezando a ser más fáciles de comprar. Yo compré los míos en MummyCraft

Llevaba más de medio año viéndolos y no me terminaba de decidir, porque su precio no es que sea precisamente barato (a más de 3,5€ cada uno). ¡Y la cantidad de colores que hay es abrumadora! (358 colores) con lo que más vale escoger bien el color. Pero no hago más que ver en el blog de una ilustradora que sigo y que me gusta mucho su trabajo, que es Frannerd, que ella usa rotuladores de esta marca para pintar las tonalidades de la piel. Al final me he animado y he comprado unos cuantos tonos, en gamas pastel, para complementar los colores "típicos" de las cajas de rotuladores.


Estos rotuladores son de doble punta, una plana y otra redonda, similar a un pincel.
Cada rotulador lleva una numeración, que identifica el color.

Por ejemplo, uno de los que he comprado es el BG13 o Mint Green.

¿Cómo se leen las etiquetas?

El color se indica mendiante una o dos letras (en este caso, BG). Vienen del inglés Earth, Red, Blue, Green, Yellow-Red.... El siguiente elemento, representado con un número del 0 al 9, es la saturación; y el último, también representado con números del 0 al 9, es la luminosidad.

Esto nos ayudará a la hora de combinar colores.

Mi prueba

Ahora que ya sabemos lo básico, toca probarlo. Quería confirmar que no había sido una loca que se gastó una pasta en 7 rotuladores que luego acabasen pintando igual que los normales...

Y he de decir que no, no me he equivocado. El resultado es positivo :)

Os comparto una prueba que hice ayer, sin ir más lejos. Nada trabajado, sólo para probar los colores. Usé un papel algo grueso, porque eso si: los rotuladores tienen base de alcohol, con lo que es muy fácil que se trasparenten si el papel no tiene suficiente grosor.

En el dibujo de la izquierda he usado un R00 (Pinkish white) y un R20 (blush). La combinación queda bien para sombrear pieles, aunque estoy segura que con un R10 quedaría mejor...

El tono R00 es tán clarito, que es ideal para el tipo de ilustraciones que suelo hacer (con lo cuál la compra ya ha merecido la pena).

El de la derecha, el sombreado está hecho con el mismo color, pasado dos veces. 


Pero lo que realmente valoro de estos rotuladores, os lo transmito con la siguiente fotografía:


En ambos he hecho el mismo movimiento. He coloreado una zona, intentando que los trazos queden lo más fundidos posibles. En los de arriba, del tipo "normal", se nota el trazo. En los Copic, el trazo se diluye.

Creo que me acabo de enamorar de mis nuevos rotuladores :)