martes, 16 de abril de 2013

Hoy comemos: pollo frito, estilo "soul food"


La receta de hoy requiere tiempo de preparación, pero merece la pena esperar.

Os traigo una receta de la llamada soul food o comida para el alma. No, no me he vuelto loca, ni me he inventado el nombre en un ataque de creatividad.

La sould food tiene su origen en el sur de EEUU y es típica de las familias afroamericanas. Fue desarrollada por los esclavos, que vivían en unas condiciones difíciles y con muy pocos recursos. Es una comida humilde, abundantem, condimentada y cocinada de forma tradicional. Eso si, era una forma de cocinar poco saludable, pues usaban mucha grasa y manteca. 

¿Por qué me dió por buscar recetas de este tipo? La culpa es de la tele y lo influenciable que soy (jeje). No sé si conocéis el programa Crónicas Carnívoras (o Man vs Food). 
El programa, para quien no lo conozca, trata de un hombre que recorre los restaurantes de EEUU buscando retos (los platos más grandes, grasientos, picantes etc). El programa se emite (o emitía, pues hace mucho que no lo veo) cerca de la hora de cenar, y, aunque muchos platos me resultaban desagradables (es que se ven que chorrean grasa!) si que me daban ganas de comer, aunque fuera una versión mini de lo que estaban mostrando. 

Muchas veces el programa era por la zona del sur, en restaurantes llevados por afroamericanos, con 50 o 60 años preparando comidas caseras, típicas, que llamaban soul food. Normalmente era pollo frito, acompañado de verdura o purés de patatas o gofres (esto a mi me choca demasiado). Me quedé con la idea y busqué por internet recetas de pollo hecho de esa forma. 

Y aquí está la receta:

Ingredientes

- Un platito con un par de cucharadas de harina
- Sal y  pimienta
- Pimentón
- Ajo en polvo
- Cebolla en polvo
- Un huevo
- Una taza de leche
- Una taza de agua
- Manteca o aceite vegetal
- Aliño ranchero (*) 
- Pollo (número de piezas según número de comensales)

(*) yo omití este ingrediente pues no tenía nada con qué prepararlo.



En un cuenco, mezcla la harina con la sal, pimienta, ajo, cebolla (una pizca de cada). En otro cuenco, mezcla un huevo batido con la leche y el agua. Cuando tengas lista la mezcla, pasa los trozos de pollo primero por la mezcla del huevo, y luego por la de la harina, para rebozarlo bien.

En una sartén alta, calienta el aceite. Cuando esté listo, fríe el pollo, dejando unos 7 u 8 minutos por cada lado. 

En este caso lo serví con un acompañamiento de pepino / una ensalada.

4 comentarios:

  1. Madre mia que pintaza, habra que probarlo a ver que tal! Me ha encantado tu blog, un diseño muy limpio y buen contenido. te conozco gracias a la iniciativa de likin party. Me quedo por aqui para ver tus actualizaciones y te invito a pasar por el mio y si te gusta el contenido y demas nos quedemos en contacto.
    Besos!
    Lydia♥

    http://ohsomylittlecoconut.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí! Si lo pruebas ya me contarás qué te pareció. Voy a ver tu blog, besos!

      Eliminar
  2. que bueno por dio que hambre me a entrao al verlo, estoy haciendo un party link te invito para que te apuntes y sumarnos mas unb eso
    http://www.abaloriosycomplementoslaestrellachata.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mari Carmen, muchas gracias por avisar, voy a verlo!

      Eliminar

Gracias por pasarte por aquí :)