lunes, 23 de diciembre de 2013

Receta: Sopa Castellana

Hoy traigo una receta que, con el frío que hace fuera, qué queréis que os diga, pero a mi me apetece, muchísimo: la sopa castellana (o sopas de ajo).



Esta receta es típica de la zona de Castilla y Madrid, de hecho, mi abuelo y tía la tomaban desde jóvenes. En mi última celebración de cumpleaños con la familia, preparé la sopa para comer, y mi abuelo puedo aseguraros que disfrutó como un enano (hasta repitió) y se pasó el rato diciendo que qué buena y qué recuerdos le traía. Como sobró, incluso le puse para que se llevase, y pudiese disfrutarla otro día. Lo que se dice un éxito vamos!

Es un caldito que se agradece ahora, es calentito, no es excesivamente pesado y tiene sabor. La comparto con vosotros por si todavía no tenéis pensado menú para Nochebuena o Navidad y os apetece tomar algo por el estilo.

Ingredientes (Para 6)
  • 150g jamón serrano (a taquitos)
  • 10 dientes de ajo, pelados
  • 6 huevos (uno por persona)
  • 12 rebanadas de pan duro
  • 2 y 1/2 litros de caldo de carne
  • sal
  • pimienta
  • pimentón de la vera (2 cucharadas)
  • 50ml de aceite
Cómo se prepara
Pela y filetea los ajos. En una olla, calienta el aceite y añade los ajos, cuando esté suficiente. Saltéalos hasta que quede dorado pero con cuidado con que no se tuesten (para evitar que esté amargo). Añade los taquitos de jamón, y dale un par de vueltas. Cuando coja colorcito, añade la mitad del pan (unas 6 rebanadas). Deja que se frían en el fondo un poco, por ambas caras. 

Retira entonces del fuego. Espolvorea el pimentón sobre el pan, fuera del fuego, para evitar que se queme. Remueve bien, que mezcle. 

Vuelve a colocar la olla al fuego, poniéndolo bajo (que no llegue a hervir), rehoga 2 o 3 minutos y ve añadiendo el caldo, poco a poco, mientras remueves. Deja cocer el caldo a fuego moderano (yo lo puse al 5 de 9) durante 20 minutos más o menos.

Coge el pan que está sin usar, y tuéstalo un poco (para ir más rápido, yo lo puse en tostadora). Añádelo al caldo, dejándolo flotar en la superficie, y dejando que se hunda sólo, quedando blandito. 
Añade sal y pimienta al gusto.

Antes de terminar la sopa, añade los huevos que hagan falta, cascándolos y añadiéndolos con cuidado al caldo, para no romper la yema. Deja que cuajen 2 o 3 minutos, quedarán hechos pero super blanditos. 

Ahora si, puedes retirar del fuego y servir. Calentita, para entrar en calor.

 
Si te gusta el sabor fuerte, puedes añadir más ajo, pero esta cantidad que te pongo aquí está bien para tener sabor pero no resultar fuerte (la tomaron personas que no les gusta mucho el ajo y me confirmaron que no les sabía excesivamente fuerte). Eso si, de un día para otro, el sabor sí que se acentúa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte por aquí :)