lunes, 19 de mayo de 2014

Eco-jardín: Germinando una calabaza

Tras unos días desconectadísima, vuelvo a las andadas. He tenido tiempo para pensar y mirar un poco por dónde quiero ir. He venido con ideas en la cabeza que quiero poner en práctica desde ya. Vamos, que he recargado las pilas muy bien ;)

Hace mucho que no os muestro los avances de mi "pequeño rincón verde". El invierno ha pasado factura a las plantas de mi terraza, además de un hongo, el oídio, y una plaga de arañas, que me dejaron la mitad de las macetas secas e irrecuperables. 

Hace unas semanas, animados por el buen tiempo, la primavera y eso, decidimos volver a intentar reanimar la terraza, y compramos nuevas plantitas. Flores resistentes al sol, una aromática y ¡una tomatera! han sustituido mis macetas tristes. Pero la alegría con algunas me ha durado muy poco. De todas maneras, por mi cuenta sigo intentando germinar nuevas plantas para la terraza, y empezar una mini huerta de macetas. 

De los comestibles:

El aguacate del año pasado sigue adelante (aunque crece muy poco últimamente), la albahaca, que es nueva y comprada, le ví bichito antes de irme de viaje, por lo que no sé si la perderé o la podré salvar; mi tomatera, también nueva, está hermosa y creciendo cada día un poco más.

Mi último germinado:
He probado a germinar calabaza ¡y lo he logrado en muy poco tiempo!


Para germinarlo, cogí las pipas de una calabaza tipo butternut, que usé para cocinar. Las limpié y dejé secar un par de días, antes de ponerlas a germinar. Una vez secas, las metí en un tarrito de cristal, con un poco de algodón húmedo. Coloqué el tarrito en la cocina, en una zona en penumbra. Cada vez que notaba el algodón seco, volvía a humedecerlo (no hizo falta cubrirlo con agua). En dos o tres días comencé a ver alguna de las pipas empezar a sacar raíces. En una menos de una semana, tenía ya tres tallos grandes. La foto corresponde a los 8 días de comenzar a germinar. Hoy, tras 4 días sin verla y sin regarla, he comprobado que los tallos han crecido más, han abierto sus hojas. Está lista para plantar. 

El mejor mes para comenzar a plantar una calabaza sería marzo, pero se puede retrasar a abril o mayo si el tiempo es algo frío, evitando las heladas que todavía podríamos encontrar en marzo. Dado que el tiempo va a volver a refrescar, voy a probar a plantarla ahora. Ya os contaré qué tal evoluciona. 

Necesita estar en una zona soleada y con humedad. Si queremos desarrollar la calabaza, hay que tener en cuenta que necesita terreno amplio, pues crece en horizontal, aunque si buscas por internet, puedes encontrar cómo hacer que trepen y crezca la planta en vertical (con refuerzos, eso sí). Hay que procurar que no se quede ni encharcada ni demasiado seca la tierra. En 4 o 5 meses, si da fruto, podría recolectarse. ¡Ya veremos qué pasa con las nuestras!

¿Habéis probado alguna vez a germinar una calabaza? ¿o a plantarla? ¿Habéis logrado que de fruto? Los consejos son más que bienvenidos ;)

2 comentarios:

  1. Nooo, nunca se me hubiera ocurrido! Espero que consigas sacarlas adelante, mi madre plantó una vez pero de mata que le habían regalado y la verdad es que le salieron sin problemas bastantes calabazas.
    Ya nos contarás que tal va esa terraza!
    Por cierto.. que foto más bonita te ha quedado, me encanta, super limpia y el desenfoque justo ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje estoy que pruebo con todas las semillas que pillo. La cocina parece un laboratorio con tanto botecito. Pues a ver qué tal crecen, haré una segunda parte si logro algo! He leído en internet que de mata es más fácil, porque la planta ya está desarrollada.
      Besos!

      Eliminar

Gracias por pasarte por aquí :)