viernes, 19 de septiembre de 2014

Darle una segunda vida a una pizarra tipo "vileda"


¿Sabéis qué son las pizarras tipo vileda? las blancas que se usan con rotuladores de pizarra, que se borran luego. Seguro que en algún trabajo, clase o incluso en casa os habéis topado con una de estas pizarras. 

En teoría son muy prácticas, pues no manchan como las pizarras normales, con el polvo de la tiza. Y digo en teoría. En casa de mis padres, teníamos una, en la cocina, donde apuntábamos la lista de la compra, el menú de la semana, planes y citas...y teniéndonos a mi hermano y a mi cerca, siempre solía estar llena de dibujos, bromas o tonterías. Pero tras años de pintar y borrar, la pizarra dejó de funcionar al 100%. La tinta del rotulador costaba cada vez más quitarla de la pizarra, tanto que si querías borrar algo, tenía que ser con estropajo y agua. Nada práctico.

Con la mudanza, mis padres me dieron la pizarra, por si me venía bien para apuntar cosas o algo. La verdad es que viendo lo mal que estaba, no era ningún regalo. Más bien un tormento. Quedó relegada a un rincón. Pero el otro día me cansé de verla rondar y decidí intentar darle una segunda vida, para que pudiese usarse de nuevo.

 Partí de esta situación:

Los bordes estaban ya pintados en dorado, de un retoque anterior, pues en origen era de cuadros verdes y amarillos. Demasiado. La pintura estaba bien así que decidí conservarla. Como véis, lo que habíamos escrito está a medio borrar porque no lográbamos borrarlo al 100%. Así que sin molestarme más por el texto, tapé los bordes con cinta de carrocero y saqué mi querido bote de chalk paint rojo.


Le dí 2 capas en condiciones de pintura, dejando secar entre capas. Y una tercera capa al final muy fina, para hacer que la pintura siguiese un sentido único y lo más igual posible. Quedó muy bien, la segunda capa cubrió por completo la pizarra blanca.

Con un rotulador de tiza, dibujé el título y los puntos. Lo bueno es que cuando me canse, lo borro y dibujo algo nuevo. 

Y este es el resultado:


¿Mucho mejor, no?

10 comentarios:

  1. Que chulada!! me ha encantado tu idea!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Que idea más buena!!! Yo tengo la mia guardada porque pensé que no se podía reutilizar
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Ángela, ya has visto cómo podemos rescatarla ;)

      Eliminar
  3. Fantástica idea!!! Acabo de descubrir tu blog por medio de la #postalviajera que me has enviado, me ha encantado, eres una artista, te ficho y te sigo desde ya, ahora voy a cotillear a fondo por aquí, un besazo.
    Mayte

    ResponderEliminar
  4. Un resultado único y fantástico al tiempo que damos una segunda oportunidad a la pieza: ¡me encanta!

    ResponderEliminar
  5. Claro que sí, ¡mucho mejor!, y admeás en un color super molón, nada de lo tradicional, ¡innovando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le estoy dando más uso a este botecito de pintura... me encanta cómo queda y el tono que deja :)

      Eliminar

Gracias por pasarte por aquí :)