viernes, 5 de septiembre de 2014

Resumen del viaje a Roma


Como sabéis, la semana pasada el blog se tomó un descanso. Cogí la maleta, la cámara y un avión de madrugada, dirección Roma. 

Estaba cumpliendo un pequeño sueño. Siempre me ha llamado la atención, pero no había ido (todavía). Y no entraba en mis planes de este verano, que me pedía el cuerpo pasar fresco y quería ir al Norte. Pero una pareja que vive allí, y a los que quiero mucho, se casaban este verano. El motivo perfecto para cambiar los planes y pasar una semana allí.

Lo malo de ir en agosto, sin duda, es el calor. El sol no daba tregua y el ambiente húmedo pasaba factura. Pasamos calor. Mucho calor. 

Pero aún así, pasamos los primeros 6 días del viaje haciendo rutas que tenía bien planeadas, con muchas paradas sobre el plano, con muchas curiosidades para ver. A la tarde regresábamos al hotel, con las piernas agotadas y unas ganas de pasar por la ducha fresquita... 

Para no aburrir, he hecho una selección de las fotos que más me gustan o de los lugares que más me gustaron.

Tras el salto de línea podrás ver los collages que he preparado ;)





Roma tiene decenas de iglesias. Más grandes, más pequeñas, más recargadas o más sencillas. Muchas de ellas asombra su decoración. Grandes obras de arquitectura, y con grandes tesoros en su interior. La más destacada, la Basílica de San Pedro en el Vaticano, y los Museos Vaticanos donde pude ver la Capilla Sixtina. 

Casi tantas iglesias como fuentes, estatuas u obeliscos. Y es que con tanto Arte por las calles, da gusto pasear. Porque nunca sabes qué te encontrarás al girar la esquina....


La mala suerte, fue pillar en obras la Fontana di Trevi. Pero grandes esculturas, como el Moises, el Laocoonte, La Piedad o el Éxtasis de Sta. Teresa, los pude ver. Y recordé las clases de Arte del Instituto.

 Aunque lo que más me llamaba la atención era la Historia Antigua, lo que siempre me ha gustado, y cuando por fin llegué al Foro, casi suelto una lagrimita. El Coliseo lo paseamos a fondo, y fue sitio de relax al atardecer en varios momentos.


Pero no sólo de Historia Antigua va la ciudad. Hay edificios históricos, mucho más modernos, y también remarcables. 


Al igual que sus calles, sus piazzas y sus parques. Las calles y edificios tienen cierto aire de abandono, que le da mucho encanto. Las paredes de colores, las ventanas enormes con las persianas antiguas, las plantas adueñándose de muchos balcones, el estilo de viejos palacios reconvertidos en viviendas.... tiene un estilo que agrada a la vista, aunque confieso que no me esperaba la ciudad así.


¡Hazme click para ver en grande!
Por último y para no invadiros con fotos, os dejo con un detalle que me gusta siempre buscar en las ciudades o pueblos a los que viajo: su arte callejero.



El fin de semana, nos quitamos el traje de turista y nos pusimos guapos para ir a la boda de estos dos amigos. Él, hecho un pincel, ella una princesa. La boda fue muy emotiva y sentida. Para celebrarlo, organizaron un convite en una villa, a las afueras de Roma, donde pasamos el resto del fin de semana, comiendo, bebiendo, bailando y riendo mucho. 

La vuelta a la realidad ha sido dura. Pocas horas de sueño, mucho cansancio acumulado, mucho calor y mucho trabajo esperándome desde el lunes. Eso sí, tenía ganas de volver para ver a mi querido Mandú, que estaba solito :)

2 comentarios:

Gracias por pasarte por aquí :)