miércoles, 1 de abril de 2015

Limpia tu casa de forma ecológica con productos que tienes en tu despensa (parte 1)

Una pregunta algo personal ¿cuántos botes de productos distintos para la limpieza de tu casa tienes? Yo he perdido la cuenta de las variedades de botes que tengo debajo del fregadero. Y es algo que no me hace mucha gracia, porque además del sitio que ocupan, y el coste, si te pones a buscar un poco en Internet, sobre su fabricación, o cómo se eliminan sus residuos, y da casi miedo. 

Por eso, me he puesto a buscar alternativas algo más verdes para la limpieza del hogar, porque si consigo cambiar, aunque sea una parte, mi consumo para algo de uso habitual, creo que podría beneficiarme. 

Indagando, indagando, te quiero hablar sobre cómo limpiar tu casa de forma ecológica, con productos que tienes en tu despensa (y que si no tienes, deberías tener ya!). 

Como he recogido mucha información, voy a dividir el post en dos entradas. Esta primera entrada, me centraré en el vinagre. 

El vinagre

Por qué el vinagre: se compone de un 3% a un 5% de ácido acético, ácido tartárico y ácido cítrico. Todos estos ácidos tienen propiedades desinfectantes, y están mezclados con agua. Lo que lo hace un buen producto para la limpieza. ¿Dónde puedes usarlo?

En la cocina y baños: 

Limpia superficies y utensilios de cocina. Para los elementos de acero inoxidable, da un buen acabado, con brillo. También es eficaz, por su capacidad de eliminar depósitos minerales, para limpiar la loza de los baños (bañeras, inodoros, duchas) griferías y mamparas. 

¿Cómo usarlo?

Lo ideal es usar una botella de spray, y mezclar en ella 50% vinagre de vino blanco y 50% agua. 
Aplicar y aclarar con agua. Por el olor, conviene dejar ventilar la estancia. 

Desatascar cañerías

Lo probé el año pasado cuando tuve un atasco en el desagüe de la cocina y funciona. 

¿Cómo usarlo?

Para eso, es necesario usarlo con bicarbonato. Primero se vierte por la cañería un par de cucharadas de bicarbonato. A continuación, un chorro de vinagre. Juntos hacen reacción, que irá deshaciendo el atasco (siempre que este sea por elementos orgánicos). Déjalo actuar unos 15 minutos, y hecha agua caliente para limpiar. 

Desengrasar el horno

Vertido directamente (sin mezclar con agua) y frotando después. Esta forma no es tóxica, con lo que se puede cocinar inmediatamente después de hacerlo. 

Cristales y espejos limpios

Aquí es un punto donde me tiene también muy ganada. Muchos productos limpiacristales que he probado, me parecen grasos. Vamos, que parece que queda la marca tras usarlos. Con vinagre, ya no me pasa.

¿Cómo usarlo?

Mezcla en un spray 5 partes de agua por cada parte de vinagre. úsalo sobre el cristal o espejo, y luego pasa una escobilla específica para cristales, de goma (como las de los coches). 

Para maderas (muebles y suelos)

No lo he probado todavía, pero dicen que es bueno para eliminar cercos de agua en madera (por ejemplo el que pueden dejar las macetas en el suelo). Para eso, hay que mezclar 50% vinagre y 50% aceite de girasol. Si lo mezclamos con agua, lo podemos usar para fregar tarimas y parqués. 

Para devolverle el brillo a la plata

En un bol, pon una mezcla de vinagre y una o dos cucharadas de bicarbonato. Sumerge el objeto de plata en la mezcla durante unos 15 minutos, enjuaga con agua tibia. 

También sirve para manchas de óxido. Deja en remojo los objetos, dentro de un bol de vinagre (sin agua) durante un par de horas, y enjuaga con agua luego. 


Bye, bye, malos olores

Una taza de vinagre, aunque a priori parezca que va a hacer más mal olor que otra cosa, es la solución a los olores. Si quieres quitar el mal olor de un coche por ejemplo, bastaría con dejar la taza toda la noche. Al día siguiente, el olor a vinagre será lo primero que notes, pero se pasará rápido en cuanto ventiles. 

Acaba con las plagas de hormigas

El año pasado, en mi anterior casa tuve plaga de hormigas. Vivía en un bajo, al lado de un jardín. Durante un viaje, mis padres, que se acercaban de cuando en cuando para dar de comer a las mascotas, vieron cómo un montón de hormigas atravesaban la casa, de lado a lado. Una hilera negra y en movimiento, por toda la casa. Acabaron con ellas con un producto bastante tóxico (veneno para hormigas), pero me preocupaba la salud del gato, pues es fácil que pise el suelo en un descuido, y esas patitas acaban lamidas. Busqué en Internet cómo disuadir la entrada de más hormigas de forma no tóxica, y el vinagre fue la solución: rociar un chorro por el perímetro de las ventanas / puertas por donde se colaban, como repelente. Repetí cada 3 o 4 meses. 

Estos son los trucos que te enseño hoy, que sirven para mantener una casa desinfectada y limpia, con un producto barato y nada tóxico. El olor del producto desaparece con mucha facilidad, en cuanto se ventila un poco la casa. 

¿Conoces otros usos para el vinagre? ¿te gusta limpiar con productos caseros y/o ecológicos?



 El Pegotiblog en tu email

No te pierdas nada, recibe las entradas del blog en tu email. Suscríbete aquí. 

4 comentarios:

  1. Si!!! El vinagre es nuestro amigo desde hace tiempo ;) En casa limpiamos con vinagre, bicarbonato y amoniaco! Y además me acabas de descubrir nuevos usos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabas de adivinar la segunda parte de la entrada :) el bicarbonato! me alegro que esta entrada te enseñe nuevos usos ;)

      Eliminar
  2. Conocía algunas propiedades del vinagre, pero ahora he descubierto más, me las apunto :)
    Muchas gracias guapa.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro! siempre se aprende algo nuevo ;) Esta semana pondré la segunda parte, para usar bicarbonato ;)

      Eliminar

Gracias por pasarte por aquí :)