lunes, 8 de junio de 2015

Deco-inspiración: cabeceros para el dormitorio

La decoración del pegotihogar (mi casa, vamos) sigue poco a poco su curso, algunas veces más lento de lo que me gustaría, pues el día a día no permite ponerse a proyectos grandes, aunque los pequeños van saliendo. ¿Te acuerdas que, por enero, te hablé del January Cure de Apartment Therapy? Pues ese listado de puntos calientes que tiene la casa, pendientes por hacer, han ido avanzando.

Ahora estoy dándole vueltas a la decoración del dormitorio principal. Tengo una cama de canapé, sin cabecero, y de cuando en cuando, me paseo blogs, revistas y pinterest, buscando ideas para esa pared. ¡Hay verdaderas maravillas!

¿Quieres ver las ideas que más me han gustado?


La opción de toda la vida, pero modernizada, es hacer un cabecero acolchado, bien con tela bien con cuerda, como estos ejemplos, pero el estilo no termina de convencernos: 


Fuente 1 / 2

Así que ahora mismo, y mientras decidimos qué hacer, nos hemos inspirado en el estilo minimalista, más nórdico: pared blanca, cama sin cabecero, únicamente con almohadones. La idea de colocar un raíl para algunos marcos o decoración, con dos focos para leer por las noches en la cama, me gusta. 


Fuente 1 / 2

Pero el look nórdico y minimalista, aunque me encante verlo, no termina de ir conmigo en la práctica. Para darle un cambio, nos decantamos por buscar un aspecto más natural, cálido y acogedor. La madera es el principal elemento que nos inspira. 

La primera idea que tengo en mente es hacer un cabecero de madera, con tablones, y envejecerlo. Por espacio, tiene que ser estrecho (no hay más remedio) y el look natural, un poco bohemio y leñador, nos gusta. Estas ideas nos han conquistado: 

Fuente 1 / 2 / 3 / 4

O, sustituir un cabecero normal  por algún objeto que sorprenda:

Fuente 1 / 2 / 3 / 4


Otra idea es eliminar el cabecero de la cama, y destacar esa pared, usando papel pintado, vinilo o placas (de estilo madera o piedra).

Fuente 1 / 2 / 3 / 4 / 5

O con pintura, que también puedes hacer maravillas, como la pared imitando un paisaje montañoso, o pintando únicamente la zona del cabecero:

Fuente 1 / 2 / 3

Una tercera opción que nos planteamos es tirar por el lado más bohemio y usar telas para decorar y proteger esa zona de la pared. ¿Lo bueno? que cambiar la decoración de esa habitación más adelante será tan fácil como cambiar la tela de la pared.


Fuente 1 / 2 / 3

¿Te gusta alguna de las propuestas? ¿has pasado por la misma situación - decorar un dormitorio para una cama sin cabecero-? Si es así ¿por qué solución optaste?

Cuando terminemos esta habitación, prometo mostrar el resultado ;)






 El Pegotiblog en tu email
No te pierdas nada, recibe las entradas del blog en tu email. Suscríbete aquí. 

3 comentarios:

  1. Nosotros ahora estamos en las mismas: tenemos un canapé y no hay espacio para cabeceros voluminosos. Nos gusta mucho la idea de las telas o tapices a modo de cabecero y estamos pensando en poner un raíl de cortina finito con un bloque de tela con cuerpo que nos guste. Es fácil cambiar la tela cuando te cansas del motivo y no ocupa nada :)

    ResponderEliminar
  2. Que chulas son todas las ideas, yo creo que depende del aire que le des a tu casa, a mi me encanta esos de madera o los pintados en la pared :) los veo muy originales, aunque yo tiro más al estilo rústico :)
    Espero que nos enseñes los resultados pronto a ver que tal te ha quedado la habitación :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. genial ese cabecero de unas montañas pintadas, qué sensación de paz transmite.
    Un post muy chulo. Un besazo

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por aquí :)