viernes, 16 de septiembre de 2016

Cómo planificar los días de estudio, una técnica (+ Kit para alumnos)


En esta entrada quiero recoger algunos consejos y puntos a tener en cuenta, de cara a planificar las sesiones de estudio. Muchos de estos puntos son aplicables a la vida diaria, no necesariamente al estudio sólo, si no también, por ejemplo, al desarrollo de un blog, un proyecto personal, un hobbie...
Es un texto un poco largo pero he querido recoger toda la información que te quería contar, además, al final del todo podrás descargarte un kit de imprimibles para planificar los estudios

¿Nos ponemos a ello? Pues sigue leyendo...

Lo primero que hay que hacer es conocer el tiempo del que disponemos para dedicar al estudio. Este tiempo puede variar de una persona a otra. Para conocerlo, la mejor herramienta es un planificador semanal / mensual.
Descarga el Kit

En nuestra plantilla, empezaremos marcando aquellas actividades que son obligatorias, las que no podemos eliminar de nuestra agenda.
  • Jornadas laborales
  • Horarios de clase
  • Cursos o actividades extraescolares
  • Citas que tenemos fijadas (médico, laborables, familiares)
  • Gimnasio o tiempo para el ejercicio
Estas horas están bloqueadas, por así decirlo, puesto que son obligaciones que tenemos o queremos cumplir y, a priori, no las modificaremos. 




Tendremos que tener en cuenta también que no podemos vivir únicamente trabajando y estudiando, especialmente si tienes familia o hijos. Tan importante como organizarse es saber dejar tiempo para descansar. El descanso es muy importante para mantenernos centrados, productivos y evitar el estrés, pero de esto ya hablaremos más adelante.

Las horas restantes serán las horas que podemos dedicar a estudiar, a la semana, o al mes. Como digo, estas horas finales variarán dependiendo de tu situación. En mi caso, por ejemplo, podría sacar hasta 10 horas semanales, organizándome bien (5 días * 2 horas al día). Si esto lo calculase durante la época de estudiante, podría dedicarle 30 horas semanales (6 días * 5 horas al día).

El siguiente paso es saber cómo planificar el estudio

La forma más sencilla es dividir el tiempo por tareas. Es decir, que sean actividades concretas, como leer el tema X, realizar los ejercicios del tema X, realizar un examen tipo…Como ya te conté aquí es recomendable que las tareas sean lo más detalladas posibles. Resulta más motivante ver la siguiente lista de tareas:
  1. Leer páginas de la 30 a la 60
  2. Resumir páginas de la 30 a la 60
  3. Hacer ejercicios 1 a 5
  4. Crear esquemas de páginas 30 a 60
Que decir: “Estudiar el tema 1” ¿verdad? Es decir, al estar tan detallado, siempre sabrás cuál es el siguiente paso, y te resultará más sencillo motivarte para ponerte en marcha. Las tareas en bruto pueden resultar más tediosas, pues nos parecen más grandes.  


Para empezar, crea un listado de tareas que tienes que realizar durante el curso. De esas tareas que has escrito, anota o ten en cuenta su plazo de entrega, la prioridad e importancia que tiene en el curso, y cuánto podrías tardar en realizar dicha tarea (una estimación, tampoco somos adivinos). Deja siempre espacio de sobra, por si esas tareas duran más de lo que pensabas en un principio (que es muy fácil que ocurra), y agrupa aquellas tareas similares juntas, para no perder mucho tiempo cambiando de una a otra.

Es conveniente saber priorizar, básicamente para que no sientas luego que te pilla el toro. Saber priorizar te permite centrarte en aquellas tareas que requieren más atención y energía, en cada momento. Ten en cuenta cuáles son las más urgentes (las que tengas la fecha de entrega antes), y cuáles son más importantes (por ejemplo, si tienes dos trabajos, uno de ellos equivale al 50% de la nota, y el otro, un 5%, dedica más tiempo al que equivale a mayor nota). Intenta empezar con la tarea que menos te gusta de tu lista, pues al comienzo es cuando tienes más energía. Si tienes que ponerte con ese proyecto, o esa asignatura que tan poco te gusta, al final del día, cuando ya estás cansado de estudiar, se te hará todavía más cuesta arriba.

Planifica pensando de futuro a presente, siempre. Ten en cuenta el tiempo que tienes disponible hasta la fecha de entrega de ese trabajo o la fecha de ese examen que quieres planificar, y simplemente, divide ese tiempo entre la tarea que tienes que hacer.

Te pongo un ejemplo: Si tienes un examen dentro de cuatro meses (120 días) y tienes que estudiar 12 temas en total, las cuentas son fáciles: Hay 10 días para cada tema… Reserva siempre tiempo para imprevistos y repasos, así que podemos poner que hay 7 días para cada tema. Vuelve al listado de tareas que has creado antes (donde habrás anotado todo lo que tienes que hacer para cada tema -leer, tomar notas, hacer resúmenes, ejercicios, exámenes de pruebas, resolver dudas...- y el tiempo que necesitarás para cada una de ellas, y pásalas al calendario. 



Si sabes que a lo largo del día tienes tiempos muertos, intenta aprovecharlos para adelantar trabajo. El mejor ejemplo son los trayectos en transporte público: esas horas que puedes pasar en el tren o autobús, son un buen momento para leer tus temas, repasar tus notas, buscar información, para planificar tu jornada, o, por supuesto, para ocio (las redes sociales, esa novela que llevas tiempo queriendo leer, abrir los emails, meditar, escuchar música…)

¿Cuánto tiempo hay que dedicar a estudiar un tema?
No hay una respuesta única. Cada uno de nosotros es diferente, la capacidad de atención, compresión de cada uno, varía; el tiempo del que disponemos, también varía. Por eso, siempre hay que tener en cuenta que este tipo de consejos son siempre generales, y que son una herramienta (más que la solución única e invariable) que nos resulta útil conocer para poder adaptar a nuestro caso, y ponerla en práctica.

Además, dependiendo de la naturaleza del tema que tengamos que estudiar, nuestra memoria también varía. Si tenemos que estudiar un texto más esquemático, visual, no necesitamos el mismo esfuerzo que si es un texto denso, y tenemos que sacar de él la información que buscamos. Hay que tener en cuenta también que, cuanto más tiempo, más cansancio, y la capacidad de retener la información disminuye si estamos cansados. Por eso, es muy, muy importante, hacer pausas y descansos.

La técnica Pomodoro

Detrás de este nombre que nos recuerda a una receta italiana está una técnica de gestión del tiempo y productividad super sencilla. Para ponerla en práctica, sólo necesitarás tu lista de tareas, y un reloj (el del móvil, uno de cocina o una app ). Se trata de trabajar en bloques de tiempo, sin distracciones, así:
  • 25 minutos realizando la primera tarea, sin distracciones.
  • 5 minutos de descanso
  • 25 minutos trabajando
  • Cuando acumules 100 minutos de trabajo, deja un descanso de 15 a 30 minutos (levántate y pasea un poco, cambia de aire, tómate un café).
¿Porqué esta técnica?
Porque se trabaja en bloques de tiempo relativamente pequeños, lo que es fácil de poner en práctica. Al cumplir bloques, te motivas a seguir adelante. Además, durante las pausas, tu cabeza se dedica a organizar la información nueva que le acabas de proporcionar. 
·····························································
Estos consejos, como habrás podido ver, son muy lógicos y sencillos, aunque a primera vista pueda parecer lo contrario. Al final, se trata de costumbre, y la mejor manera de coger una costumbre es comenzar.
Para ayudate, he preparado un kit de imprimibles (en A4 y A5), para que puedas utilizarlos para organizarte tus clases. 

Este kit incluye: horario semanal, planificador semanal (semana vista y en dos hojas), calendario mensual, calendario cuatrimestral (para anotar exámenes, entregas, trabajos, etc), información de las asignaturas, planificador de estudios para los exámenes y un planificador de trabajos y proyectos.
¿Lo quieres? Para descargártelo sólo tienes que apuntarte a mi listado de correo del blog. No te preocupes, no me gusta tener el buzón lleno de emails que nunca llego a leer, así que no me gusta tampoco llenar tu buzón con mil y un mensajes. Te escribiré de vez en cuando, para hacerte llegar nuevos descargables, primicias y promociones.

Apúntate a la newsletter y descarga el kit

* indicates required






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte por aquí :)