domingo, 9 de septiembre de 2018

Comenzar a organizarte con una agenda escolar (Back to school)


Este viernes comenzaron los niños pequeños las clases, y en breve serán los mayores los que vuelvan. Los institutos, universidades, o incluso los adultos. Y al igual que El Corte Inglés hacía todos los años con sus anuncios de la vuelta al cole, en El Pegotiblog también me centro, aunque sea momentáneamente, en este tema. Porque puedes estar estudiando, o puedes tener hijo/as estudiando, y siempre viene bien.

Hoy quiero comenzar lanzándote una pregunta a ti, estudiante:

¿Cómo te organizas durante tus estudios? ¿llevas una agenda con tus deberes o aquello que estudiar? ¿un control de fechas de entrega, exámenes y otros plazos? ¿O eres más de anotarlo en el móvil, o en un post it? ¿o simplemente confías en que tu cabeza se va a acordar de todo?

Si eres de los primeros, enhorabuena, tienes un buen hábito. Si eres de los últimos que he mencionado, lamento decirlo, pero corres un gran riesgo de que tu cabeza olvide algún detalle, fecha o tarea. La entrada de hoy va dirigida a ti.



Por qué te organizas y qué quieres organizar

Lo primero de todo, es tomar conciencia de porqué quieres organizarte, y qué aspectos de tu vida vas a querer organizar. Como estamos hablando de la vuelta al cole, supongamos que tu principal objetivo es poder saber qué tareas tienes que hacer en cada momento, y cómo organizarte el estudio. Quizás también porque tienes objetivos que te gustaría alcanzar, o porque tienes que hacer malabares entre tu vida personal y el estudio.

Obviamente, cada caso es particular, desde una estudiante de instituto a una madre con niños pequeños en el colegio o una mujer que quiere compaginar su trabajo con un curso en su tiempo libre. Así que para empezar, prepara un listado de todos los ámbitos que te gustaría llevar a cabo con tu organización. Por ejemplo: tener un lugar donde anotar tus citas y eventos, para no olvidarlos, aquellas tareas que tienes que realizar de tu curso (deberes, exámenes, fechas de entrega de trabajos), los libros que tienes que leer o de los que tienes que estudiar, o temas puramente laborales, temas de tu casa, de salud, de la familia, ejercicio o metas personales que te pongas (o hábitos que quieras incorporar en tu vida).

Haz esa lista, para ser consciente de lo que necesitas.

¿Qué sistema usar para organizarte?

Sencillamente, aquel que te resulte más cómodo. Todos tienen sus pros y contras, así que tienes que buscar cuál es el mejor para tu caso.

Si te ves con capacidad y constancia, te recomiendo usar el sistema de bullet journal (en esta serie de entradas encontrarás muchas explicaciones para poner uno en marcha, desde cero), porque además, con cualquier cuaderno, desde el más básico, te valdría para organizarte, y puedes adaptar tu sistema a todos esos elementos que quieres organizar en tu día a día, que has añadido a tu lista. Es el método más completo y flexible a tu situación. Pero para mi tiene una gran pega, sobre todo si estás empezando a usar sistemas de organización, y es que requiere mucha constancia y un esfuerzo de preparación previo, que puede ser muy alto los primeros días, pero que a largo plazo puede ser muy pesado y puede hacer que lo abandones.


Si no es tu caso, y sobre todo, si va a ser una primera aproximación a buscar un sistema para organizarte, te recomiendo que uses una agenda, tipo escolar, por ejemplo. Al ya venir una estructura básica creada, no perderás el tiempo en crearla tú, y tan solo tendrás que acordarte de anotar la información que necesitas. En cuestión de agendas, a día de hoy hay todo un mundo donde elegir (aquí te enseñaba algunas de mis favoritas para este año) pero tampoco es necesario que te dejes 30€ en una agenda, y mucho menos, si vas a dar los primeros pasos (OJO, que yo soy de la opinión de que unos materiales bonitos, ayudan, porque te dan ganas de usarlos, pero entiendo que es un gasto innecesario y, para qué mentir, elevado, para lo que realmente es). Así que cualquier agenda escolar, de un bazar o unos grandes almacenes, te podría servir. Pueden ser más sosas, si, pero lo que quieres es coger un hábito de usar el sistema de organización, y además ¡siempre puedes decorarla a tu gusto, sin dejarte un dineral!

Algún día rescataré imágenes, que creo que alguna tengo escaneada, de viejas agendas que tenía en el instituto y en la universidad. Todas de las más baratas que encontraba, pero a las que personalizaba forrando con recortes de revistas, o llenaba las páginas de color con dibujos, o pintando sobre ellas, o pegándole cualquier imagen que me llamase la atención. Me encantaba al final de curso revisar mis viejas agendas, porque cada página era diferente y especial.

Ideas para usar una agenda escolar

Voy a centrarme en este ámbito, el de la agenda escolar, aunque todo es aplicable al Bullet Journal, y por supuesto, ampliable. 

Normalmente las agendas escolares básicas, de bazar, cuentan con varias secciones:
  • Calendario anual
  • Horarios en blanco
  • Calendario mensual (las más completas)
  • Planificación por semanas o diaria
  • Zona de notas
Si cuenta con calendario mensual, mi recomendación, si vas a centrarte en el estudio, es que lo uses para anotar todas aquellas actividades o plazos que tienes relacionados con el estudio: fechas de entrega, exámenes, test, etc. De esta forma, podrás tener, en un vistazo rápido, una idea de lo que tienes que cubrir en las próximas semanas. Acostúmbrate a anotar estas fechas en el momento en que te las digan. 

Algunas tienen algún apartado específico para anotar estos datos, que también puedes usarlo, y dejar el calendario mensual para otras ideas (o no tiene calendario), como un control del ejercicio que haces, o de planes no relacionados con el estudio. Si no cuentas ni con calendario mensual ni con zona específica para anotar exámenes, pero cuenta con una zona de notas, te recomiendo crear ahí esa planificación mensual. Por ejemplo, dividir la hoja en trimestres, y anotar debajo de cada mes, las fechas clave.

Muchas agendas de tipo escolar, vienen con unas páginas de "horarios" para rellenar. Estas páginas son muy útiles para establecer nuevos hábitos y cumplir con tus objetivos. Te recomiendo mucho usarlas. Anota en ella, no solo las clases que sean fijas sino que te recomiendo comenzar a trabajar en tus objetivos, bloqueando tiempo

Me explico: Pongamos el caso de que empiezas en la universidad y has decidido apuntarte al gimnasio. Pero te está costando mucho ir, y temes que dentro de unas semanas ya lo olvides y lo dejes por imposible. Una forma de crear este hábito es haciéndolo una cita obligatoria. Igual que tienes clase un lunes de 10 a 11, y vas a esa clase, sí o sí (vale, partimos de la idea de que quieres estudiar y asistir a clase!), decide qué días de la semana y en qué horario te viene mejor ir al gimnasio. Por ejemplo, 3 días entre semana, y a última hora de la mañana, porque tienes un hueco entre clases. Entonces te recomiendo anotarlo ahí, como una obligación inamovible (que luego sabemos que no es así, porque somos flexibles), pero que te sirva de recordatorio, para saber que esos tres días, a esa hora, tendrás que estar en el gimnasio, y no podrás hacer otros planes. 

Tienes esa obligación y ya solo depende de ti, el llevarla a cabo. Sí, esto es lo más difícil y lo abordaremos en otra ocasión. 

Este mismo sistema lo recomiendo para que poco a poco vayas introduciendo esos hábitos o esos objetivos que quieres trabajar. Eso sí, no metas todos de golpe, porque es imposible atenderlos todos, y porque, como te digo, hay que ser flexibles. Imagínate que uno de esos días, no puedes asistir al gimnasio a esa hora. No pasa nada, porque eres flexible, y tienes la capacidad para decidir: OK, entonces lo muevo a la siguiente hora libre que tengo. 

Por último, la sección de organización semanal o diaria. A mí, personalmente, me gustan las agendas con la planificación diaria, porque tienen mucho más espacio para anotar cosas, aunque sean agendas más grandes de tamaño. Pero ambas opciones son válidas y perfectas para comenzar a organizarte.

Dependiendo del hueco que tengas, podrás anotar más o menos información, pero te recomiendo que tomes nota siempre de lo siguiente:
  1. Aquellas tareas que vayan surgiendo en clase. Una especie de repositorio donde capturar esa información, para luego organizarte. Y para mi es muy importante anotar, al lado de esas tareas, el plazo que tienes para terminarlas. 
  2. Tus tareas imprescindibles a realizar durante el día. Te recomiendo que te limites a anotar dos o tres tareas imprescindibles, de las que no puedes irte a dormir hasta que no las finalices. No más, porque tienes que contar con que pueden surgir imprevistos y resultar demasiadas. Estas tareas, tus tres más importantes, serán tareas que te hagan avanzar en tus objetivos. 
  3. Las citas que tienes para esa jornada (reuniones, visitas médicas, etc). 
Si tienes más espacio, y quisieras, aunque no es imprescindible claro, podrías además tomar nota de otros datos, como por ejemplo: el ejercicio que realizas, un control de tu menú, de gastos, cosas que estás agradecida o cosas que han ocurrido (una especie de micro-diario), o cualquier otro hábito o aspecto de tu día que quieras registrar.

Aquellas tareas que has apuntado nuevas, una vez termine la clase, tendrás que programarlas y repartirlas. Por ejemplo, si es un trabajo, y vence en tres semanas, tendrás que organizarte el tiempo para buscar información, redactar el trabajo y poder presentarlo en plazo.

Básicamente, estos son los consejos que te puedo dar para comenzar a usar un sistema de organización para una agenda escolar. Te recomiendo leer los artículos que te pongo a continuación, para leer más sobre ellos. Pero sobre todo: EMPEZAR. Empieza poco a poco, encontrando qué es lo que mejor te funciona. Con el tiempo, una vez cogido el hábito, podrás ampliar lo que necesites esta información o el propio sistema. Pero lo importante es comenzar a ponerlo en marcha.

Otras lecturas que te pueden resultar de utilidad

Cómo planificar tus días de estudio

Cómo prepararte para una sesión de estudio

Cómo trabajar con listas de tareas, de manera productiva

Kit imprimible: planificación mensual para estudiantes

Lectura activa: recordar mejor lo que lees





>>> ¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en redes sociales (#pegotiblog) <<<

 El pegotiblog en tu email




2 comentarios:

  1. Me organizo el curso de la UNED por cuatrimestres,poniendo destacados las fechas de entrega de pec,fechas de exámenes y luego en un organizador mensual distribuyó horas de estudio y horario de tutorías (cuando las tengo).
    Muy buen post,siempre son bien recibidos tus consejos.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mayte ¿recoges toda esa información en una misma agenda?

      Eliminar

Gracias por pasarte por aquí :)